Conversamos con Lara Kwiatkowsky de Argentina sobre su experiencia trabajando en un Camp, y ésto es lo que nos contó…

– ¿En qué camp trabajaste?
Trabaje en el camp JCA Shalom en California.

– ¿Por qué quisiste ir a trabajar a un camp en EEUU? ¿Qué te atrajo de esta propuesta?
Decidí hacerlo porque combinaba dos cosas que me encantan: ser madrija y viajar.

– ¿Viajaste solo o con algún amigo/a?
Viaje con un amigo, pero me vuelvo con muchísimos!

– ¿Conociste mucha gente? ¿De qué nacionalidades?
Pude conocer a otra gente de Argentina, Israel, Inglaterra y por supuesto estadounidenses.

– ¿Fue difícil relacionarte con gente de tan diversas culturas?
La verdad me fue muy fácil relacionarme con la gente. Todos son muy buena onda y tienen mucha energía.

– ¿Tenías tiempo libre para descansar y pasear?
Todos los días tenía por lo menos una hora libre y dependiendo la sesión tenia 1 o 2 días off, en los que me iba del camp y podía hacer lo que quería.

– Al finalizar el camp, ¿te quedaste recorriendo EEUU o te volviste inmediatamente a Buenos Aires?
Después del camp me quedé paseando por Estados Unidos.

– ¿Qué aprendiste de esta experiencia?
Aprendí a relacionarme con janijim de distintas edades y con cos que tuvieron otra preparación para ser madrijim. De ellos pude aprender nuevas formas de hacer las cosas y muuuuchos juegos y recursos nuevos.

– ¿Recomendarías esta experiencia a otras personas?
Recomendaría esta experiencia una y mil veces! Es algo increíble que creo que todos deberían tener.